Islas del Caribe han decidido, según se comunicó en el día de ayer, presentar un proyecto de financiación ante el Banco Mundial para afrontar el cambio climático. El Caribe, en los últimos meses, ha sufrido intensas lluvias que causaban inundaciones y huracanes, destruyendo todo a su paso. Estos países se encuentran en vía de desarrollo por lo que es difícil reconstruirse luego de una tragedia climática.

“Ser más resilientes ante los efectos del cambio climático es un reto que enfrentamos, los pequeños países no podemos solos hacer frente”, dijo el primer ministro de Santa Lucía, Allen Chastanet en una conferencia.
El proyecto se trata de un fondo de resiliencia para utilizar los recursos de mejor manera ante todo tipo de desastres naturales. Así, 80% del financiamiento será para medidas de mitigación y el 20% restante para acciones de adaptación.
Para finalizar, el primer ministro expresó: “Estamos tomando acción para ser una región unida, los huracanes y los diferentes desastres que nos han sucedido, nos han mostrado que tenemos un lazo mucho más fuerte del que creímos, que hay muchas más oportunidades para nosotros de crecer juntos”, agregó.
Compartir