El próximo lunes llegarán a Argentina un equipo de cinco economistas del Fondo Monetario Internacional. El objetivo es analizar las políticas económicas que tomará el gobierno de Mauricio Macri. Se lleva adelante en el marco de las auditorías del Artículo IV del estatuto del FMI que la Argentina volvió a aceptar desde el año pasado. Tal artículo estuvo suspendido durante diez años del gobierno kirchnerista ya que se buscaba obtener más autonomía con respecto a ciertas decisiones económicas.

En ese sentido, Mauricio Macri retomó la relación con el organismo. A partir de ello, los cinco economistas que arribarán mantendrán, durante varios días, reuniones con funcionarios y empresarios del sector privado.

Entre estas propuestas que se analizarán se encuentran los proyectos de reforma laboral, tributaria, previsional, de financiamiento de la política, de desburocratización del Estado (nacional, provincial y municipal) y el revalúo fiscal del Impuesto a las Ganancias para empresas. Muchas de estas medidas estaban previstas lanzarse luego de las elecciones del 22 de octubre.

Por otra parte, el gobierno quiere aprobar la ley de Responsabilidad Penal Empresaria, que establece penas para los delitos de cohecho y tráfico de influencias, negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas y enriquecimiento ilícito de funcionarios y empleados, entre otros delitos. Pero uno de los temas que siguen especialmente los técnicos del organismo es el proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal, cuyo objetivo es establecer criterios para garantizar la solvencia fiscal de las cuentas públicas provinciales.