Legisladores del Frente para la Victoria presentaron un proyecto de declaración para que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires apoye el Expediente D–4780/2017. El mismo busca que se declare en situación de emergencia a la Empresas Recuperadas por sus Trabajadores en el ámbito del territorio nacional.

“El fenómeno de recuperación de empresas es en nuestro país un proceso con legitimidad social, política y jurídica. La experiencia adquirida en el marco de sucesivas crisis económicas, ha colocado a la Argentina como uno de los países con mayor número de ERT, y de ese universo la gran mayoría se ubican en la región metropolitana”, se explica en los fundamentos del proyecto.

“En los fundamentos del proyecto en tratamiento en la Cámara Baja nacional se describe cabalmente la situación de alto riesgo en que se encuentran estas empresas. La combinación de factores como son la apertura de importaciones, la caída del poder adquisitivo de los sectores medios y bajos de la sociedad, y el aumento de las tarifas, conforman un contexto de crisis para la producción nacional, afectando en particular a la pequeña y mediana empresa”.

La legislaciónsolicita la suspensión de ejecuciones judiciales contra las empresas recuperadas por dos años, lo mismo define sobre los cortes de los servicios de luz, gas y agua. También determina que se genere un trámite sumario para el otorgamiento de la matrícula de Cooperativa de Trabajo del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social. Asimismo, otras de las medidas que se fijan es la incorporación inmediata de las empresas recuperadas al Programa de recuperación productiva (REPRO) del Ministerio de Trabajo Nacional y la inclusión en el régimen de priorización de contratación de obras y servicios para el Estado Nacional.

En un contexto de hostilidades políticas y económicas, las empresas recuperadas son las que más sienten los cimbronazos del ajuste. En ese sentido, en un informe realizado por “Facultad Abierta” se registraron, hasta marzo de 2016, 367 empresas recuperadas a lo largo y ancho del país, es decir 43 empresas recuperadas más que en 2013. En ellas en total trabajan 16 mil personas.