De acuerdo a un informe de la consultora trasandina GfK la diferencia de valores en productos electrónicos entre Chile y Argentina se achicó. En ese sentido, se pronostica que en el mediano plazo se acabará el boom de compras para los argentinos en Chile.

En el caso de los smartphones, uno de los productos más buscados por los argentinos en el vecino país, las ventas cayeron 7,5 puntos porcentuales: de 83,8% en enero de 2015 a 76,1% actual. Una situación parecida se observa en la venta de smart TV y notebooks, que cayeron en 6,7 y 6,4 puntos porcentuales.

En ese sentido se muestra que si en los primeros ocho meses de 2016 comprar un teléfono inteligente en Chile era un 108% más económico que en Argentina, durante el mismo período de este año esa diferencia de valor alcanza un 89%.

Pablo Vrdoljak, Business Manager IT de GfK Consumer Choices, asegura que esta menor distancia en valor tendría relación con que en Argentina este año se eliminó el impuesto para la importación de notebooks mientras que en el resto de los países de la región estos artículos incrementaron su precio por el mayor desarrollo de la categoría.

En esta línea, el gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), George Lever, indicó que “en el caso de computadoras, notebooks y otros artículos tecnológicos, los aranceles (en Argentina) bajaron de 35% a cero este año, generando una reducción en los precios finales”.