El Decano de la Facultad de Ciencias Humanas de la UNLPam, licenciado Sergio Maluendres, consideró “totalmente ilegal” el procedimiento realizado por la Policía Federal el último viernes en el campus universitario. “La irrupción de la Policía Federal en el campo que comparten la Facultad de Agronomía y la de Ciencias Exactas y Naturales es totalmente ilegal, no hay ninguna duda”, afirmó hoy.

“La fuerza pública no puede ingresar a las instituciones universitarias sin previa orden fundada de la autoridad competente, por lo tanto, no debió permitirse que la Policía permaneciera ahí. Las autoridades de la UNLPam y la Facultad no debieron permitir la permanencia de la policía. No pueden ingresar sin la orden”, destacó.

El viernes, la Policía Federal ingresó al predio universitario ubicado a la vera de la ruta nacional 35, retuvo en una oficina al docente Aníbal Prina y posteriormente recibió la orden judicial, firmada por el juez federal Facundo Cubas, que disponía la detención del profesor.
“Esto se da en un marco de absoluta ilegalidad, de avasallamiento de la autonomía universitaria como nunca se dio desde el regreso de la democracia”, consideró el Decano.

La Ley de Educación Superior establece dos condiciones para que una fuerza pública ingrese en un ámbito universitario: la orden de un juez competente o el permiso concedido por las autoridades de la casa de altos estudios ante una solicitud expresa.

“La Policía esperó una determinada cantidad de tiempo –es irrelevante si fueron horas o minutos– la llegada de una orden del juez. Después de eso procedió a la parafernalia de la detención del ‘peligroso delincuente que es Aníbal Prina’”, ironizó.

Desde 1983 a la actualidad, el único antecedente del ingreso de una fuerza de seguridad a la UNLPam en el marco de un procedimiento policial fue el ocurrido en 2001, cuando efectivos de la Policía de La Pampa, al mando del comisario Claudio Gorris ingresaron al edificio central de Gil 353. Ese día, el intendente de Santa Rosa, Oscar Mario Jorge, había quedado retenido en el salón del Consejo Superior, producto de una manifestación de la comunidad universitaria contra el recorte presupuestario impulsado por el entonces ministro de Economía de la Nación, Ricardo López Murphy.

“En un momento irrumpió la Policía de La Pampa. Yo estaba en el hall de entrada del Tercer Piso, que es un ámbito reducido, y le solicité al oficial que se retiraran porque no podían ingresar ni siquiera con una orden, porque eran una fuerza provincial, no federal”, recordó.
El Decano manifestó que las autoridades universitarias tuvieron que pronunciarse en varias oportunidades en el último tiempo en repudio de una serie de atropellos que la comunidad de la UNLPam y de otras universidades públicas del país vienen padeciendo. Mencionó el operativo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria contra un micro que trasladaba docentes y estudiantes y el caso de una estudiante de Humanas que fue amedrentada por efectivos de la policía provincial.

En segundo lugar, Maluendres consideró un “bochorno sin precedentes” la detención ordenada por el juez Cubas contra Prina sin respetar la presunción de inocencia consagrada por la Constitución Argentina. “Hasta donde sé, porque lo dijo el abogado defensor del docente, Prina niega el cargo. Pero en todo caso, según los especialistas, cuando mucho estaríamos hablando de una contravención. Hubo gente que arrojó huevos. Es una contravención, no un delito para que alguien esté encerrado durante cinco días o más”, afirmó.

El Decano de Humanas atribuyó al procedimiento realizado el viernes un carácter político electoral, más que judicial. “Yo no le iría a tirar huevos al presidente. Cada uno se hace cargo de sus actos y si cometió una contravención debe dar cuenta de eso. No justifico ningún proceder. Lo que no se puede justificar es la presión a la justicia provincial, para que la causa cambie de fuero, que hayan intervenido dos ministros de la Nación en una opereta lamentable, que indudablemente busca un rédito electoral porque una parte importante de la sociedad está votando eso”, opinó.

Compartir