Con la firma del Rector de la Universidad Nacional de La Pampa, Sergio Baudino, acompañado por el vicerector y el equipo de gestión se emitió un comunicado que muestra la posición que posee la institución educativa con respecto a la detención del docente Anibal Prina.

El día viernes la Policía Federal ingresó al predio del Campus de la UNLPam para detener al docente de la Facultad de Agronomía. Prina se encuentra acusado de intimidación pública -artículo 211 del Código Penal argentino- por haber tirado huevos contra la comitiva presidencial, en el marco de la visita del presidente Mauricio Macri a Santa Rosa.

Por tal situación la Universidad Nacional de La Pampa emitió el siguiente comunicado:

Como es de público conocimiento, el pasado  13 de octubre por la mañana, la Policía Federal ingresó al predio del Campus de Enseñanza Santa Rosa donde funcionan las Facultades de Agronomía y de Ciencias Exactas y Naturales con el fin de detener a un profesor acusado de haber llevado a cabo un acto de violencia contra el auto que transportaba al Presidente de la Nación el día anterior; en un procedimiento rodeado de una espectacularidad desproporcionada e innecesaria.

Atento a las previsiones del artículo 31º de la Ley de Educación Superior Nº 24.521, hemos encomendado a la Secretaría Legal y Técnica de la Universidad que realice las averiguaciones sobre el procedimiento realizado en dicho predio y, en caso de que corresponda, presente la denuncia de lo sucedido ante la Fiscalía Federal de turno.

Acerca de la inconducta imputada al docente, sólo tenemos conocimiento de los trascendidos periodísticos y si bien los hechos denunciados públicamente no se tipificarían como delito, serán materia de análisis en el marco de la normativa aplicable en la UNLPam, que incluye las propias de la institución además de la legislación general. También dejamos expresado de manera pública, nuestra seguridad de que el docente hubiese concurrido al Juzgado interviniente ante una citación y por ello sostenemos que el ámbito de la detención decidido fue absolutamente innecesario, así como las demás circunstancias rodeadas de espectacularidad, generando un hecho sin precedentes desde la recuperación de la democracia en diciembre de 1983.

Defendemos los principios de la Reforma Universitaria de 1918, que no solo aluden a la Autonomía, sino que incluyen una serie de aspectos relativos a las libertades personales y una concepción respetuosa de los derechos individuales, que actualmente se encuentran receptados en nuestra Constitución Nacional y normas vigentes.

Repudiamos todo hecho de violencia y es por ello que realizamos un llamado a la reflexión de toda la sociedad a participar activamente de la vida democrática en un marco de respeto mutuo.

Sin embargo, en el marco de las responsabilidades, requerimos esta actitud especialmente a las autoridades del Estado, ya que su participación ha sido interpretada como un amedrentamiento en amplios sectores de la comunidad universitaria, que vieron en el conjunto de sucesos (decisiones y acciones públicas seguidas de su difusión y repercusión social) como actos tendientes a disciplinar la sociedad. Cualquier hecho irregular debe ser tratado en el marco del ordenamiento jurídico, respetando las garantías de cada uno de los ciudadanos y el Estado debe ser el primero en cumplir las normas, evitando tomar decisiones que afecten o pongan en riesgo las libertades individuales, garantizando la paz, la justicia y el respeto por los Derechos Humanos.

Compartir