El atentado en Mogadiscio, capital de Somalía, ha dejado hasta el momento 215 personas muertas y alrededor de 350 heridos. Hasta el momento ninguna organización se ha hecho cargo de la autoría del atentado pero el gobierno supone que fueron miembros de Al Shabbab.

El atentado se dio mediante el mecanismo de un camión bomba en uno de los cruces más transitados de la capital, donde día a día transitan miles de personas. Antes de la explosión el atacante condujo a alta velocidad por una calle de la capital arrollando motocicletas y automóviles y empujando a vehículos que estaban varados en un atasco. De esa forma, al llegar al cruce el autor del atentado se inmoló.

La detonación destruyó y dañó varios edificios en la zona. Algunos edificios se derrumbaron. Por su parte, el presidente del país, Mohamed Abdullahi Mohamed, describió el atentado como una tragedia nacional e hizo un llamamiento a ayudar a las víctimas donando sangre. Además, anunció tres días de luto.

Los hospitales se encuentran colapsados ya que faltan medicamentos y sangre para las personas heridas.