El miércoles en el marco de un debate televisivo entre los candidatos porteños a diputados, Elisa Carrió se refirió a Santiago Maldonado. Allí expresó que había un 20 por ciento de que el tatuador se encontrara en Chile con la RAM.

Sus dichos causaron revuelvo político y social. Ante ello, en el día de ayer se desdijo y pidió disculpas por sus palabras. “Pido disculpas y quiero aclarar que rezo mucho por la familia de Santiago Maldonado. Y también rezo mucho para poder encontrarlo vivo”, dijo la candidata a diputada oficialista. En ese sentido, también manifestó: “Es la intuición, espero con una fe enorme que esté con vida”.

Maldonado fue visto por última vez el 1° de agosto, durante una protesta de la comunidad Pu Lof en Resistencia de Cushamen, sobre la ruta 40, desalojada por efectivos de Gendarmería. La causa que tramita el juez Gustavo Lleral está caratulada como “desaparición forzada”.