El Diputado Nacional, Daniel Kroneberger, se refirió a las agresiones sufridas ayer luego del acto de Mauricio Macri. Él junto a su hija, María Laura, fueron increpados por un grupo de manifestantes. La joven, de 21 años, se mostró muy afligida por la situación mediante un posteo de Facebook.

Kroneberger manifestó que su hija “pasó un mal momento, no está bien”. Sostuvo que le hicieron recriminaciones acerca del partido radical. A su hija la identificaron porque andaba con él y también fue increpada.“Eran agresiones verbales”, sostuvo. Dijo que: “Todos tienen derecho a manifestarse pero debe ser pacífica”.

Manifestó que nunca le había sucedido algo así y que esto no es bueno para la sociedad. Marcó que: “Anoche me llamaron dirigentes peronistas preocupados por esta situación”.

Sostuvo que tiene amigos peronistas, incluso funcionarios, que se oponen totalmente a estos hechos.

Sobre el acto de Macri indicó que “traza siempre un panorama hacia adelante en general”. Sostuvo que el objetivo es pensar a largo plazo, con resultados que se van a dar a lo largo del tiempo. Indicó que la relación entre el gobierno provincial y gobierno nacional le preocupa ya que “La mala relación institucional hace que los que paguen los platos rotos sea la gente”.

 

Compartir