Espartaco Marin y Ariel Rauschenberger, junto a otros diputados del bloque justicialista, presentaron un proyecto de resolución manifestando la preocupación por la creación de la Sociedad Anónima Corredores Viales S.A.

El decreto 794/2017 publicado en el Boletín Oficial, establece que se creará la empresa “Corredores Viales S.A.”, la cual detentará el 51% de la cartera que conduce Guillermo Detrich, mientras que la Dirección Nacional de Vialidad será tendrá el 49%.

El presidente del bloque, Espartaco Marin, explicó que “el decreto crea una Sociedad Anónima con las mismas funciones que por ley tiene Vialidad Nacional pero sin los respectivos controles estatales y además, abre la puerta para que puedan participar empresas privadas en su composición accionaria, pudiendo ser privatizada en un futuro. Lamentamos mucho que el ministro de transporte Dietrich no asistiera a Diputados a dar explicaciones porque el decreto de la creación de la empresa resulta poco transparente en varios puntos.”

Para el diputado Ariel Rauschenberguer  “en varios aspectos es un gran retroceso. No solo la posibilidad de Vialidad Nacional sino que, entre otras cosas, se saltean todos los controles de transparencia publica y los directores que la conducen no tienen las mismas obligaciones que tiene un funcionario público”.

“El decreto establece que no se aplicarán a la nueva sociedad las disposiciones de la Ley Nacional de Procedimientos Administrativos Nº 19.549, del Régimen de Contrataciones de la Administración Nacional (decreto 1023), de la Ley de Obras Públicas Nº 13.064, ni las normas o principios de derecho administrativo. Crear una sociedad estatal sin ningún tipo de control público no ofrece ninguna garantía institucional”, explicó el legislador.

Por su parte Espartaco Marín “coincidió además con las preocupaciones que manifestaron trabajadores de Vialidad Nacional en todo el país, incluyendo a los del distrito 21° de La Pampa, “El decreto establece que personal de V.N. puede ser transferido a la sociedad concesionaria sin garantizar la estabilidad ni la continuidad en el puesto laboral. Tienen razones para estar preocupados, se enteraron por whatsapp y no les han dado una sola explicación valida sobre su futuro laboral”.

Los legisladores destacaron además “la actuación del diputado Ziliotto para pedir que el Ministro Dietrich asista a Diputados y la Senadora Durango que hico lo propio en el Senado.” Además, Marin desmintió que se haya utilizado un procedimiento similar para otros casos durante el anterior gobierno. “Los casos de ADIF y SOFSE (empresas creadas para reordenar la actividad ferroviaria) fueron creadas por una ley que pasó por el Congreso Nacional y ambas estuvieron sujetas al control de la Sindicatura de la Nación”.

“Si el problema es la burocracia estatal, como ellos dicen, lo que hay que hacer es trabajar para que esos controles sean más rápidos y eficientes, justamente ellos hicieron de la modernización estatal una bandera y ahora evidencian la contradicción. Se recursos estatales que financiamos todos los argentinos, por lo tanto merecen el control correspondiente” finalizó Espartaco Marin.