Desde hace seis años celebramos en Argentina el “Día de la Diversidad Cultural Americana”, antes denominado “Día de la Raza”. El cambio de nombre y perspectiva de esta fecha fue por iniciativa del INADI en 2010 ya que envió al Congreso un proyecto de ley para modificar el nombre. Los cambios realizados entraron en vigencia por medio del Decreto presidencial 1584/2010.

Con el proyecto, y posteriormente con el decreto, se pretendía que esta fecha sea acorde con lo que prevé nuestra constitución nacional, al igual que los diversos tratados y declaraciones de derechos humanos que se han firmado como forma de reconocer y proteger la diversidad étnica y cultural de todos los pueblos.

La Constitución Nacional consagra el derecho a la igualdad en sus artículos 16 y 75, inciso 23 Por su parte, el artículo 75, inciso 17 reconoce la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos y garantiza el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural. El artículo 75, inciso 22 otorga jerarquía constitucional a los instrumentos internacionales de derechos humanos allí enumerados, los cuales a su vez consagran en más de una oportunidad el mencionado principio de igualdad y no discriminación.

El respeto a la diversidad cultural significa establecer un reconocimiento histórico para y con los pueblos originarios. Muchos de ellos avasallados por los conquistadores de 1942, donde ningún reconocimiento y derecho era posible. Lo mismo que en el siglo XIX y XX, donde gobiernos arrasaron con pueblos originarios.

12 de octubre, una fecha para reflexionar, para reconocernos en y con el otro. Un día que reivindica a todos los pueblos originarios de América.

Compartir