Por medio de la resolución Nº 29.664 tomada por el Ministerio de Educación y Ciencias de Paraguay se prohíbe impartir la difusión y utilización de materiales didácticos referentes a lo que considera como “ideología de género”. La decisión se tomó debido a que sectores conservadores de la sociedad y grupos religiosos llevaron adelante una campaña en contra del dictado de educación sexual y reproductiva, igualdad de género y no discriminación.

Ante esta situación Amnistía Internacional realizó un comunicado en repudio de esta situación. “Representa un peligroso retroceso en materia de derechos humanos y contradice las obligaciones internacionales del Estado paraguayo”, advierte el comunicado.

El ministro de Educación y Ciencia Enrique Riera, argumentó que desde su ministerio “no va a promover la ideología de género, como ninguna otra ideología, por ejemplo, la ideología política”.  Sin embargo, la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, dijo que “bajo el malintencionado término de ‘ideología de género’ en realidad lo que se está suprimiendo es la educación para la igualdad y la no discriminación (…) No es una ideología, sino una obligación internacional del Estado paraguayo”.

Estudiantes piden por la perspectiva de género 

En el día de hoy, estudiantes harán llegar una petición con sus preocupaciones y exigencias al Ministerio de Educación y Ciencias, como una manera de oponerse a la reacción de los sectores conservadores y religiosos.

El documento fue realizado por muchos jóvenes de distintas asociaciones, para abordar temas relacionados con la falta de información sexual de los adolescentes, los altos índices de embarazo infantil y juvenil, la discriminación que sufren algunos alumnos por su orientación sexual o el machismo que se perpetúa en la sociedad. En ese sentido, estas cuestiones se verían suspendidas en el ámbito escolar debido a la aplicación de la  resolución Nº 29.664. También incluyen en sus peticiones la capacitación específica de los docentes sobre estas temáticas, para evitar la difusión de mitos y tabúes, y la participación de jóvenes en niños en la elaboración de políticas públicas.

Compartir