Jorge Sampaoli, director técnico de la selección argentina, no confirmó finalmente el equipo que se enfrentará hoy a Ecuador. “”La situación no es la ideal, ni la que quisiéramos nosotros, pero es la que hay”, dijo. También destacó la figura de Messi y pone todas las fichas en él: “Hoy por hoy el emblema de Leo va a ser muy importante. A mí me tocó dirigir un Messi increíble, comprometido, corriendo, asistiendo. Si nosotros estamos a la altura de él, el partido va a salir muy bien”.

Asimismo, dijo que lo que le juega en contra hoy al seleccionado es el “deseo desmedido de ir al mundial”. Ello como forma de excusarse de que el equipo no gana hace cuatro fechas de las eliminatorias para Rusia 2018.

Con respecto al problema de la altura que representa jugar en Quito (2.850 metros) dijo que “la altura queda en un segundo plano” y que “la complicación pasa por no clasificar al mundial”. Asimismo agregó: “Dirigí un año en Ecuador y jugar en el estadio Atahualpa de Quito es muy difícil. La pelota tiene poca caída, es complicado el pase largo y el control. La pelota cuando vuela es muy difícil de intuir a dónde puede llegar y tampoco la precisión es ideal. Vamos a jugar contra un equipo especialista en eso”.

Por otro lado, Sampaoli dijo que “a la Eliminatoria la inicié ganándole a Brasil con Chile. Ojalá la termine ganándole a Ecuador con Argentina y clasificando al Mundial. Es un partido trascendente para mí, por todo lo que significa. Es el partido límite para ir al Mundial, toda Argentina está pendiente de eso”.