A 50 años del fusilamiento de Ernesto Che Guevara, en Cuba se rindió tributo a su legado. Allí, el presidente Raúl Castro encabezó un acto al que asistieron alrededor de 60 mil personas.

Un día como hoy pero del año 1967 el “Che”, conocido también como el “Guerrillero Heroico”, cayó en combate en Bolivia mientras lideraba una operación que pretendía extender la revolución de los pueblos a toda la región latinoamericana.

Por su parte, el acto en Cuba tuvo lugar en la Plaza Ernesto Che Guevara, de Santa Clara. Una ciudad significativa ya que el revolucionario protagonizó allí una de las batallas decisivas para derrocar al dictador Fulgencio Batista.

El presidente cubano no pronunció ningún discurso al respecto. Sí lo hizo su vicepresidente Miguel Díaz-Canel, destacó la figura y la dimensión revolucionaria de Guevara y sostuvo que “el ejemplo del Che se multiplica día a día”. También dijo que “muchos descubren, reconocen y hacen suyo el paradigma del Che como revolucionario”. Por eso es importante alejar su legado de las “consignas vacías, como una gran repetición de palabras, porque al Che hay que asumirlo por convicción”. Finalmente destacó que “hasta sus enemigos tienen que respetarlo, es un ejemplo de honestidad y siempre fue consecuente, él murió como vivió”.

Compartir