Barcelona se inundó de personas que tomaron las calles para pronunciarse en contra del Referéndum de Cataluña y a favor de la unidad española. El lema de la movilización fue “¡Basta! Recuperemos la sensatez” como manera de oponerse al llamado de Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat.

Con diversas banderas y cartelas en contra del referéndum, muchos sectores de la sociedad catalana muestran la otra cara del contexto que se vive en España. A partir de ello, buscan también reivindicar que la convivencia en un mismo territorio social, político, cultural y económico es posible. La marcha se llevó adelante dos días antes de que pueda proclamarse, finalmente, la independencia.

Por otra parte, el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, estuvo presente y realizó un discurso ante los ciudadanos manifestantes. Criticó el nacionalismo y defendió la democracia. “El nacionalismo ha llenado la historia de Europa y del mundo de guerras y de cadáveres. (…) Aquí están los catalanes que creen en la democracia, en la libertad, en el Estado de Derecho, en la Constitución. (…) Y también de otros puntos de España y hasta de Perú, para decirles a los amigos catalanes, que no están solos, que queremos dar con ellos la batalla por la libertad”, dijo.

Asimismo, Vargas Llosa expresó: “Ninguna conjura independentista destruirá la democracia española, que está aquí para quedarse (…) la pasión nacionalista es la peor de todas, la que ha causado más estragos” en Europa. El nacionalismo está causando estragos en Cataluña. Pero para eso estamos aquí, para pararlo”.