En Cataluña la tensión continúa por la votación a favor o en contra del referéndum que independizaría a esta región del resto de España. La jornada electoral fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional español. Sin embargo, el presidente de la Generalitat desconoció la decisión judicial y en el día de hoy se llevan adelante los comicios.

Miles de personas ya han votado hasta el momento pero no ha sido fácil porque efectivos de la policía impiden el acceso a los locales electorales y el voto en la consulta no autorizada por la Justicia. Ello llevó a enfrentamientos entre ciudadanos que tienen el derecho de elegir y decidir, y la policía lo que causó que algunas personas resulten heridas. Asimismo, también se desalojaron varios colegios electorales.

Incluso, la avanzada policíaca también se dirigió hacia el Carles Puigdemont -presidente de la Generalitat. La Policía y la Guardia Civil españolas intervinieron el lugar de votación con el objetivo de requisar urnas y boletas. No obstante, Puigdemont cambió su lugar de votación asignado y depositó su voto en Cornellá de Terri.

Carles Puigdemont,, presidente de la Generalitat, en los comicios por el Referéndum