En el día de ayer miles de personas se concentraron en el centro de Lima, Perú, para pronunciarse en contra del posible indulto al ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000). La movilización fue convocada por gremios y sindicatos.

Los ciudadanos peruanos tomaron las calles en un grito de justicia por los asesinados y desaparecidos en las masacres de La Cantuta (1992) y Barrios Altos (1991). Piden que Fujimori no sea beneficiado por el indulto. “Los colectivos ciudadanos organizados y la sociedad en general vuelven a salir a las calles para mostrar repudio a una decisión que pone en riesgo el concepto de justicia en el país”, comentaron los organizadores de la marcha.

El ex presidente fue condenado en 2009 a 25 años de prisión por su responsabilidad en los delitos de asesinato con alevosía, secuestro agravado y lesiones graves, tras ser hallado culpable intelectual de las matanzas.

El posible beneficio que podría recibir el ex presidente se debe a un tema de salud médico. El presidente Pedro Pablo Kuczynski dijo que “por el momento” un indulto a Alberto Fujimori solo es un tema médico, y no legal o judicial. “Los indultos humanitarios solo pueden hacerse si la persona tiene un peligro de salud”, agregó.

Al haber sido condenado por delitos de lesa humanidad, el ex presidente solo puede recibir un indulto humanitario. Ellos es otorgado de manera extraordinaria por el presidente de turno, si se demuestra que el preso tiene una enfermedad terminal o alguna dolencia grave que se agudice con las condiciones carcelarias.

Fujimori solicitó dos indultos, uno rechazado en 2013 por el ex presidente Ollanta Humala y un segundo presentado en 2016, por el cual desistió cuando supo que Kuczynski no tenía intención de otorgárselo.

Compartir