La dirigente social Milagro Sala deberá volver a la cárcel debido a que, La Cámara de Apelaciones de Jujuy revocó este viernes la prisión domiciliaria. De esa manera, se ordenó su traslado a la Unidad Penal N° 3 de Mujeres de Alto Comedero. La defensa anunció que apelará la medida.

La líder de la “Tupac Amaru” acusó al gobernador Gerardo Morales de influir en las decisiones judiciales. “Todo esto es político. Gerardo Morales me quiere poner una mordaza. No sabe que más hacer para ponerme una mordaza y por eso me quiere llevar de nuevo al penal”.

También denunció que la resolución de la Cámara viola la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En julio, la CIDH había resuelto que el Estado, por ser parte del sistema interamericano, debía cumplir con la libertad inmediata solicitada por el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas o, en su defecto, concederle la detención domiciliaria o la libertad vigilada por medios electrónicos. La líder de la Tupac Amaru debía ser trasladada de manera inmediata pero ello no fue así debido a que recién fue trasladada el 31 de agosto.

La decisión de la Cámara ya fue notificada por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El fallo se conoció luego de que Sala emitiera un video en el que convocaba a la marcha por los dos meses de la desaparición de Santiago Maldonado. Allí la referente de la Tupac Amaru advirtió: “Nos están queriendo meter miedo, este Estado que dice, entre comillas, que estamos en democracia cuando hay compañeros desaparecidos y presos políticos (…) Les pido a los militantes que no tengamos miedo y el domingo participemos de la marcha”.