Teatro Ciego se presentará en nuestra ciudad con la obra “Viaje a Ciegas”, el viernes 20 de octubre con doble función a las 20 y 22 horas en el Auditorio Bustriazo Ortiz del Centro Municipal de Cultura. Quienes realizan esta única forma de teatro en el mundo, demuestran que un viaje, en total oscuridad, hacia nuevas aventuras es posible. Las entradas estarán en venta en el CMC.

Un “Viaje a Ciegas” es una experiencia musical y teatral única, un viaje a través de los sentidos, en la más absoluta oscuridad. Asimismo, se plantea como un espacio inclusivo, en donde la sociedad de la imagen y los impactos visuales parece serlo todo. Esta experiencia propone romper esos esquemas.

La Organización Mundial de la Salud, por medio de cifras de 2014, estima que en el mundo hay aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales 39 millones son ciegas y 246 millones presentan baja visión. En Argentina, según resultados del Censo del año 2010, la mayor parte de la población declaró tener una sola dificultad y de ese universo tienen dificultad visual un total de 2.069.151 personas que representan casi el 60% del total de esa población. Por otra parte, en La Pampa los datos arrojados por el INDEC afirman que la población en viviendas particulares es de 315.110 y con dificultad o limitación permanente 35.931 personas, lo que da un porcentaje del %11,4 sobre el total.

En Teatro Ciego, trabajaban más de 70 personas de las cuales el 40% posee algún tipo de discapacidad visual.

Sobre el espectáculo 

Un Viaje a Ciegas es una obra musical y teatral basada en la década de los ’40. El espectáculo se centra en un bar de Buenos Aires donde los diferentes personajes harán un recorrido sin igual de historias, anécdotas, experiencias. Los personajes van contando las diferentes historias de amor de su vida a la espera de la llegada de una importante cantante. La música y las historias hacen que el público pueda viajar por diferentes escenarios: Brasil, África, entre otros.

Los sentidos no visuales serán los protagonistas y los espectadores viajarán a través del olfato, los aromas y los estímulos táctiles.