El relator sobre la promoción del derecho a la libertad de opinión y expresión David Kayle y y el experto independiente de la ONU para la promoción de la democracia, Alfred de Zaya, emitieron su preocupación por las medidas que toma el presidente español, Mariano Rajoy, contra el pueblo catalán.

Los expertos de las Naciones Unidas han pedido a las autoridades españolas que garanticen que las medidas adoptadas antes del referéndum catalán el 1 de octubre no interfieran con los derechos fundamentales a la libertad de expresión, reunión y asociación y participación pública. “Independientemente de la legalidad del referéndum, las autoridades españolas tienen la responsabilidad de respetar los derechos que son esenciales para las sociedades democráticas”, dijeron en un comunicado.

También se refirieron a las masivas protestas llevadas a cabo en los últimos días. El jueves 28, estudiantes salieron a las calles a manifestarse pacíficamente a favor del referéndum. A su vez llevan adelante jornadas de huelgas hasta la votación por el “sí” o por el “no” que se realizará el 1° de octubre.

“Desde la sentencia, cientos de miles de catalanes han salido a la calle en protestas. Las tensiones han aumentado, con las autoridades buscando casas de imprenta y aprovechando el material del referéndum. Los sitios web han sido bloqueados y las reuniones políticas han cesado.Los políticos han sido arrestados, y los líderes de las protestas masivas han sido acusados ​​de sedición, un crimen que conlleva una pena máxima de 15 años de prisión”, expusieron Kayle y Zaya.

Los expertos también se vieron conmocionados por el actuar de Rajoy debido a que en sus argumentos afirman que se violan los derechos individuales fundamentales “cortando la información pública y la posibilidad de debate en un momento crítico para la democracia española”.

Por último, el comunicado recuerda que más de cuatro mil agentes de policía fueron desplegados en Cataluña con la orden de actuar en caso de que se celebrara el referéndum ilegal.