Se prevé para el lunes 25 de septiembre un paro nacional de inmobiliarios en repudio a la Ley 2340 de alquileres. Dicha legislación fue modificada por la Legislatura porteña a partir de la cual se establece que serán los propietarios los que pagarán las comisiones y gastos de gestoría y administración de los contratos de alquiler.

En ese sentido, Corredores Inmobiliarios y Martilleros convocan a un marcha y paro nacional contra tal ley por sentir que los perjudica. Se movilizarán hacia la Quinta de Olivos para entregarle un petitorio al presidente Mauricio Macri.

En agosto del corriente, la Legislatura aprobó el proyecto para que los inquilinos no abonen la tasa del 4,15% en los contratos. En la sesión hubo 51 votos positivos, ninguno negativo y dos abstenciones.

Se espera que más allá de que la organización del paro comience en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), este tenga una repercusión a nivel nacional.

Compartir