“Prepararon las condiciones a una invasión gringa, a un golpe de Estado o al asesinato del presidente Nicolás Maduro. Te hago responsable Julio Borges de cualquier hecho de violencia que acontezca contra la república”, expresó Maduro en la reunión con gobernadores y candidatos realizada el 21 de septiembre.

El presidente venezolano no solo acusó a Borges, su principal opositor y dirigente de Primero Justicia, sino que también volvió a reiterar que Estados Unidos ha dado la orden de asesinarlo. Seguido de las palabras anteriores el primer mandatario dijo: “y de cualquier atentado que haya contra mi vida ordenada por la presidencia de Donald Trump”.

Si bien Maduro no dio detalles aseguró “saber lo que está diciendo” debido a que “la orden viene del Despacho Oval”. Por lo que en sus palabras se puede ver una relación entre el presidente estadounidense y Julio Borges.

A su vez, en su discurso el primer mandatario hizo referencia a que existe una campaña internacional llevada a cabo por los opositores para convencer a otros de que Maduro es un dictador y que en Venezuela el estado de derecho no existe. “Tienen cargos de elección popular y, todos los días, salen a decir que Venezuela tiene una dictadura”, expresó Maduro. Sin embargo, no solo la oposición lleva adelante una campaña contra el presidente de Venezuela sino también Donald Trump al definir al gobierno venezolano, en la Asamblea General de la ONU, como una “dictadura socialista aplicada fielmente”.