Personal de la delegación Santa Rosa de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) clausuró, en los últimos días, alrededor de ocho comercios a lo largo de la Avenida Edison. Entre ellos una panadería, dos despensas, un taller de motos, una farmacia, una verdulería, una perfumería y una concesionaria

En un riguroso operativo los inspectores controlaron toda la documentación contable obligatoria que cada comercio debería tener, así como también la situación de los empleados. Esto último para asegurarse que se encuentran dentro del mercado de trabajo formal y regularizados.

“El Fiduaciario” pudo saber que la causa común a estas clausuras se debió a la falta de emisión de facturas o tickets. El Artículo 40 de la Ley Nº 11.683 establece la “clausura de tres (3) a diez (10) días del establecimiento, local, oficina, recinto comercial, industrial, agropecuario o de prestación de servicios” en caso de que “no entregaren o no emitieran facturas o comprobantes equivalentes por una o más operaciones comerciales, industriales, agropecuarias o de prestación de servicios que realicen en las formas, requisitos y condiciones que establezca la AFIP”.

También fue controlado el uso de “Posnet” ya que desde abril de 2017 este sistema de pago es obligatorio para realizar ventas a través de tarjetas de crédito y débito. El propósito de esta medida es fomentar la formalización de la economía y la bancarización.

“Nos quedamos sin talonarios para facturar y por eso nos clausuraron. Anduvieron muy estrictos en la Edison. Además tuve que recurrir rápido a mi contadora, porque me pasaron de monotributista a responsable inscripto. Ahora por eso tengo que pagar un retroactivo más la multa”, aseguró un comerciante para “El Fiduciario”.

 

 

Compartir