Un terremoto de 7.1 grados en la escala de Richter sacudió a la capital del país, a Morelos y Puebla. Si bien el epicentro se dio en este último, otros Estados cercanos se vieron afectados.

Hasta el momento se registraron 134 muertos, aunque se espera que las cifras aumenten. En las ciudades afectadas se pide silencio para escuchar los gritos de las personas que se pueden encontrar bajo los escombros debido a que muchos edificios y casas se derrumbaron por el temblor. Además, hay zonas sin electricidad, fugas de gas y problemas de comunicaciones.

No solo trabajan equipos de rescate sino que también los vecinos han salido a las calles tanto para remover escombros como para socorrer a quienes lo necesiten.

Por otra parte, varios presidentes han expresado su solidaridad con el pueblo mexicano. Entre ellos el presidente de Estados Unidos, Donald Trump quien expresó en su red Twitter “Dios bendiga a las personas de México. Estamos con ustedes”.