Ignacio Ignaszewsky,  comunicó que en el día de hoy se está realizando un quite de colaboración en la Subsecretaría de adicciones.

Manifestó que los trabajadores de la ley 2871, monotributistas, están siendo precarizados. “En este momento llegó a un punto extremo”, sostuvo.  

Explicó que se esperaba que se les pagaran adicionales que les dan reconocimiento como trabajadores de la salud, hasta que se los pase a planta.

Tampoco se les pagó la suma de las obras sociales, es decir, un dinero que es coparticipable que se cobra a las obras sociales de quienes se atienden en la salud pública. Este es un dinero que se reparte entre todos los trabajadores de la salud y a quienes están en la Subsecretaría de adicciones no se les pagó.

Ignaszewsky manifestó que: “Los compañeros cobran 9 mil pesos, es irrisorio”. Sostuvo que desde lo discursivo se les promete pero en lo concreto no sucede nada.