Juan Carlos Passo, candidato a Diputado por el Frente Progresista, realizó una denuncia por el reparto de mercadería que no se puede comercializar por parte de dirigentes del PRO.

Los bolsones de la polémica cuentan con pan de carne, choclo en lata, arvejas, cacao en polvo, leche en polvo, arroz, fideos, azúcar, aceite, entre otros, que son repartidos en bolsas negras, tipo de consorcio en Macachín, Riglos y Doblas, según trascendió. Estos alimentos tienen la etiqueta “prohibida para su venta / comercialización”.

Passo dijo que “se está dando la distribución de mercadería supuestamente correspondiente al Estado Nacional por parte de un partido político, el PRO”. Explicó que: “Son alimentos adquiridos por el estado para ser distribuidos por el estado nacional”. Por lo tanto marcó que si los mismos se distribuyen por fuera del Estado Nacional hay dos causales supuestas: o que se haya robado los elementos o “que algún funcionario del orden nacional ha incumplido con los deberes de funcionario público, ha sacado la mercadería fuera de la órbita del estado, por lo que estamos frente a un contundente hecho de corrupción y esto ha sido distribuido por un partido político”. Passo, dijo tener la certeza de que se trata de la segunda opción. Calificó este hecho como “una grave inmoralidad” y por eso pidió a la fiscalía que inicie la investigación.