En “CUADROS”, segmento íntimo de El Fiduciario conducido por Kevin Pereira, el ministro de la Producción de La Pampa, Ricardo Moralejo habló sobre el desarrollo de la provincia y sus potencialidades:”Podemos tener una provincia industrializada y amigable con el ambiente”

Moralejo habló sobre sus inicios en la política, su anterior gestión y la que actualmente atraviesa: “Empece a participar en política en los 15 años en los centros agrarios. Participé para que esta democracia sea efectiva”, dijo y agregó que actualmente desde su rol docente, de investigador y funcionario se preocupa en apoyar y acompañar a “todos aquellos que van a trabajar por nuestro futuro”.

Festejó que días atrás la Facultad de Veterinaria de la UNLPam fue premiada, en Chile, con un reconocimiento de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau) para la carrera de posgrado “Especialización en Gestión de la Producción de Bovinos de Carne en la Región Semiárida Central”. Moralejo agregó que este posgrado es una opción para que los veterinarios de La Pampa y alrededores se encuentren igualados en canto a los paradigmas productivos del Mercosur.

También mostró su orgullo con el Aniversario del Centro de Negocios de Neuquén, en el que expresó que hace un “balance positivo” ya que “las empresas que se han comprometido han logrado ocupación plena”. Destacó que en este tiempo de implementación del mercado “hubo un espíritu de complementariedad entre ellas” y ello, según indicó Moralejo, les permite posicionarse mejor en el mercado.

Como parte de los aspectos positivos en esta gestión mencionó también la apertura de la exportación de alfalfa a Bolivia y la permanencia en la exportación de miel. En cuanto al comercio de alfalfa, dijo que se enmarca en que “estamos creando oportunidades comerciales en lo nacional como internacional”. Ya se concretó el segundo embarque de alfalfa a Bolivia  en ese aspecto felicitó el trabajo de todos aquellos que lograron concretar esta oportunidad.

En relación a la miel, aseguró que no solo se mantiene el mercado desde el año pasado, sino que también “está aumentando la producción y se mejoró el precio a nivel nacional”. En este sentido, mencionó que el año pasado exportaron 135 contenedores, y que a la fecha llevan más de 80 contenedores al exterior. “No solo producimos sino que acondicionamos y exportamos desde La Pampa”, dijo el ministro.

El balance que realizó respecto a todas los movimientos comerciales que realiza la provincia, es que “a pesar que la calidad de la producción pampeana es buena, necesitamos mejores certificaciones” y agregó que “el productor tiene que prepararse a las exigencias a la demanda, responder a estándares de calidad”.

Sin embargo, admitió que además continúan enfrentándose a las consecuencias que dejaron las inundaciones y la falta de políticas y acciones a nivel Nacional que reviertan y solucionen definitivamente este problema regional. “Ha pasado un tiempo prudencial y aun no tenemos una solución definitiva a las mismas” dijo y agregó que “Esto afecta a los productores que no pueden sacar sus producciones fuera de la provincia”. Contó que desde Provincia le piden a las asociaciones agropecuarias “que nos acompañen en pedirle al Gobierno Nacional que nos de una solución definitiva”. Para Moralejo la respuesta está en  canalizar estos excedentes hídricos para que vayan hacia el mar, y para ello es necesario que el Gobierno Nacional ha un plan hídrico”.

Además de analizar y evaluar los aspectos productivos de la provincia, habló también sobre los desafíos de su actual gestión: “Esta es una gestión que tiene una demanda intelectual mas importante, tenemos mas exigencia desde la comunidad”, confesó y agregó que las redes y la fluidez en la comunicación “hace que los problemas haya que solucionarlos rápida y eficientemente. “Es un desafió en el cual uno tiene que rendir al 100 %” admitió.

Al ser consultado sobre sus aportes a la provincia y a las gestiones que vendrán, expresó que quiere “dejar el desafío que las cosas se pueden hacer cuando se quiere”. De esta manera, dijo que su meta es “lograr la transformación productiva e industrial en La Pampa”. “Me interesaría dejar un aparato productivo primario eficiente, comprometido al medio ambiente” agregó y cerró: “La provincia de La Pampa ofrece múltiples posibilidades. Podemos tener una provincia industrializada y amigable con el ambiente”.