Pedro Salas, vecino de la Cuesta del Sur, manifestó cómo están viviendo la posibilidad de desborde del Bajo Giuliani lo que significaría la llegada del agua a la Ruta Nacional 35.

Salas explicó que: “Esta es una situación que nosotros venimos advirtiendo desde hace 5 meses, inmediatamente después de las lluvias”. Dijo que desde ese momento era necesario tomar previsiones. Sostuvo que desde ese momento vieron como comenzaba a subir el nivel muy rapidamente.

Salas explicó que con los 2 millones de litros de agua que llegan al espejo de agua por hora más la acción de viento se produjo el derrumbe de banquinas, caída de carteles y los guardarrail que quedaron en el aire, etc.

El vecino manifestó que: “Las consecuencias que podría trae el corte de la 35 indudablemente afectarian a Santa Rosa en general y la provincia en su conjunto”. Marcó que afectaría toda la zona sur de la provincia, el traslado de transporte, colectivo, ambulancias.

Salas explicó que desde el momento de las lluvias mantuvieron reuniones con funcionarios de todos los organismos y con el jefe del distrito 21 de Vialidad Nacional, de todas maneras, indicó que no se han hecho acciones concretas, sólo diagnósticos.

Manifestó que “se han tirado la pelota entre el gobierno provincial y gobierno nacional”. Además, explicó que fue la acción de empresarios y vecinos al unirse que lograron que el gobierno provincial reaccione.