Los congresistas pertenecientes a la Cámara de Representantes a favor del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, aprobaron este miércoles la reducción del presupuesto de la Comisión de Derechos Humanos para el próximo año a mil pesos (lo que equivale a 19 dólares).

La Cámara Baja del Congreso filipino aprobó este 12 de septiembre un recorte de fondos a la Comisión de Derechos Humanos, que contará con un presupuesto de solo 1.000 pesos filipinos para el 2018. Informaron que la medida, que fue adoptada con intención de paralizar el órgano, fue aprobada por mayoría: 119 contra 32.

La CDH fue establecida por la Constitución filipina de 1987 como un órgano nacional independiente con facultades para investigar los casos de violación de derechos humanos, incluyendo los derechos políticos y civiles. Desde que el líder del país inició la polémica guerra contra las drogas en el verano del 2016 la Comisión trató de investigar miles de asesinatos en Filipinas y reclamaba falta de financiación y recursos humanos para complementar sus tareas. Los opositores de la dura campaña contra los narcotraficantes manifestaron que el recorte del presupuesto es en represalia por sus críticas a la política de Duterte.

La Comisión de Derechos Humanos recibía anualmente 678 millones de pesos, equivalentes a 11 millones de euros o 13 millones de dólares. Leah Armamento, de la Comisión de Derechos Humanos, rechazó esta decisión, al tiempo que manifestó: “¿Es eso lo que valen los derechos humanos para nuestro Gobierno? ¿Mil pesos? Es un insulto”.

Compartir