Luego de un mes y medio de la desaparición de Santiago Maldonado que se dio en la represión a la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen, comenzaron a surgir testimonios de gendarmes en relación al hecho. Uno de ellos indicó que le tiró un piedrazo a uno de los manifestantes que se encontraba en el Río Chubut, que podría haberlo herido.

Esta dudosa declaración, que aparece a un mes y medio de la desaparición del joven, fue constituida como un aporte del Gobierno Nacional a la Justicia. Cabe recordar que el Gobierno defendió a rajatablas a la Gendarmería y que se siguieron hipótesis que no fueron concluyentes, ya que la más aceptada apunta a la fuerza estatal.

Según se informó el efectivo, Neri Armando Robledo de 27 años, habría participado del operativo, habría golpeado a un manifestante con una piedra, y justo al día siguiente del operativo del 1º de agosto habría pedido licencia por un problema personal. Según lo informado el gendarme describió al manifestante como alto y robusto pero no dijo si reconoció a Maldonado.

Para la querella, las nuevas versiones que apuntan al hecho aislado como “exceso individual” de un uniformado, se acercan a lo declarado por los testigos. “Al menos este nuevo relato se acerca al río y a la Gendarmería, que es lo que vienen diciendo los mapuches desde el primer día”, dijeron desde el entorno de la familia de Santiago y señalaron también que “alguna versión tienen que empezar a construir ante la evidencia de que fue Gendarmería”.

Compartir