Horacio Castro, el intendente de Rancul, desmintió que la localidad esté aislada luego de las lluvias.

El intendente confirmó que:“La situación está controlada” y que solamente se cortó un tiempo el camino para que pudiera seguir asegurándose el paso de ambulancias o vehículos de emergencia. Afirmó que la lluvia no fue tanta, ya que fueron 25 y 30 milímetros por lo que “el pueblo está fuera de peligro”.

Castro aseguró que,“Está la situación muy controlada” y que “no hubo problemas dentro de la localidad”. De todas maneras expresó que: “Si sigue lloviendo vamos a tener que tener precauciones al respecto”

Manifestó preocupación ya que se han retirado las máquinas de Vialidad Nacional que se encontraban trabajando en el lugar. “Antes de las elecciones pasó lo mismo, vinieron removieron un poco y se fueron”, aseguró.

Compartir