El consumo de carne vacuna por habitante avanzó un 6,8% entre enero y agosto, hasta los 57,9 kilos, indicó un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) difundido este martes.

El indicador arroja un ascenso del 3,7% durante agosto en relación a los últimos doce meses previos. En el acumulado del año, el volumen producido de carne vacuna fue de 1.867 millones de toneladas, lo que arrojó una expansión de la cantidad ofrecida de 137.132 toneladas de carne en comparación con enero-agosto del año pasado.

“La mayor absorción doméstica permitió que el consumo (aparente) de carne vacuna por habitante se ubicara en 57,4 kg/año en los primeros siete meses de 2017, lo que implicó una recuperación de 7 por ciento interanual”, subrayó la entidad.

El mercado interno habría absorbido 124,6 mil toneladas de ese incremento, es decir 90,8% del mayor volumen ofrecido. En total se enviaron al mercado interno 1,701 millones de toneladas de carne vacuna, lo que representó también 91,1% del volumen total comercializado.

Sobre las exportaciones, Senasa “en el último mes certificó un total de 15.918 tn peso producto (tn pp) de carne vacuna, volumen que resultó 36,6%o mayor al registrado en junio de 2016. Lo mismo se observó con las menudencias y vísceras, que totalizaron 8.682 tn pp en junio de 2017 y mostraron una mejora de 33,9 por ciento interanual”.

En el primer semestre del año, las exportaciones de carne vacuna acumularon 123.027 tn y fueron 9,2% superiores a las verificadas en enero-junio del año pasado, detalló Ciccra.