Es el terremoto más potente en un siglo, más aún que el que asoló la Ciudad de México en 1985. La magnitud de último sismo registrado fue de 4,2, a 106 kilómetros al sureste de Salina Cruz, OAxaca. Ya ha dejado más de 60 muertos.

Según el último balance oficial de víctimas, hay al menos 64 muertos en los Estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco, los más golpeados por el seísmo. El epicentro se situó en el norte de Chiapas —uno de los más pobres de México—, pero el temblor también se pudo sentir violentamente en la capital.

También afectó, aunque de manera mucho más débil, a Guatemala. Es el terremoto más potente en un siglo, más aún que el que asoló la Ciudad de México en 1985. Las réplicas, más de 700 hasta este mediodía, siguen sucediéndose en el sur del país. Ahora, los mexicanos se vuelcan en ayudar a los damnificados.

 

 

FuenteImagen: Twitter
Compartir