El Intendente Leandro Altolaguirre promulgó la Ordenanza N° 5680/17, por medio de la cual se regulan los espacios aptos para fumadores en los locales de atención al público.

De esta manera, aquellos locales destinados a la atención al público que posean una superficie al aire libre igual o superior a 100 m2 podrán destinarlas para personas fumadoras. La norma exige que la zona habilitada para fumar “deberá estar debidamente señalizada, apartada físicamente del resto de las dependencias”. Además, expresa que en caso de ser necesario se exigirá que cuente con salida de emergencia y un mecanismo o dispositivo que garantice que el nivel sonoro registrado dentro del local, no se emita a la zona al aire libre habilitada para fumar.

Esta norma fue tratada en agosto, cuando la Comisión de Administrativa y Reglamentaciones del Concejo Deliberante sacó despacho favorable para modificar la Ordenanza 3808/07, a fin que la misma habilite fumar en los patios de las confiterías bailables, si cuentan con una superficie de 100 m2 y con trampa de sonido. Tras el despacho unánime, redactaron el articulado de la siguiente manera:” Aquellos locales que presten atención al público y posean una superficie al aire libre igual o superior a los 100 metros cuadrados podrán destinarla para las personas fumadoras. La zona habilitada para fumar deberá estar debidamente señalizados, apartada físicamente del resto de las dependencias. En caso de ser necesario se exigirá que cuente con una trampa de sonido y salida de emergencia”.