El administrador general de la Dirección de Vialidad nacional, Javier Iguacel, se refirió a la actual situación de las rutas nacionales: “En La Pampa tenemos una emergencia hídrica producto de decenas de años de falta de infraestructura” indicó y mencionó que ello llevó a que no puedan dedicarse a tiempo al arreglo de las rutas pampeanas.

En el marco del acto de asunción de Carlos Báez, quien reemplazará en el Distrito 21 a Fabio Fernández que estuvo poco más de un año en el cargo, Javier Iguacel visitó Santa Rosa y se manifestó sobre tres situaciones problemáticas que enfrenta la provincia en sus rutas nacionales.

En cuánto a la ruta N° 35, a la atura de la laguna del Bajo Giuliani, dijo que “es otro ejemplo de lo que no tenemos que hacer más en Argentina” refiriéndose al alteo que se realizó en el 2001, que se preveía que dure 25 años, lo que indica que “no hay previsión hidráulica” en la zona. . Pero, indicó Iguacel que e continuo escurrir de agua hacia el bajo, y el tapar las alcantarillas para que el agua no supere la ruta provincial N° 14 “llevó a que el alteo esté en riesgo”. “Estamos conservando la ruta provincial perjudicando la nacional” expresó y agregó los tres planes que tienen para mejorar la situación del Bajo. Uno de ellos refiere a obras de protección del trazado actual, lo que implica llegar a levantarlo y colocar rampas. La segunda opción es la apertura de una variante de ruta, más o menos a 9 km de distancia. Y la tercera, sería la solución definitiva, con la licitación de la nueva circunvalación de Santa Rosa.

En cuanto a la ruta Nacional N°35 norte, entre Castex y Embajador Martini, contó que en el proyecto original no se incluía la construcción de alcantarillas, pero desde provincia y la localidad de Embajador Martini pretenden incorporarlas, por lo que al momento proceden a cerrar los caños para poner alcantarillas y que el agua pueda circular. Sin embargo, admitió que desde Vialidad Nacional “no estuvimos a la altura de la circunstancia, esa es la realidad”. Agregó que “4 meses es mucho tiempo” para esperar la habilitación de una ruta y permitir el ingreso a las localidades, pero que “40 años sin obras hidráulicas es mucho más tiempo”.

En cuánto a las numerosas emergencias que tuvieron que atender a nivel nacional, dijo que el retraso en La Pampa, no se debe a “prioridades” sino que se excusó afirmando que “acá no hemos podido responder a la velocidad que esperaban”