Javier Schlegel, Secretario de Recursos Hídricos, contó cómo está la situación de las zonas inundadas del norte provincial. Explicó que bajaron las aguas pero hay atención frente a la temporada de lluvias.

Javier Schlegel explicó que: “Estamos ante la peor inundación que tiene antecedentes” en su visita a la Comisión de Ríos Interprovinciales de la Legislatura. Contó cómo se está trabajando. Expresó que el agua está bajando, aproximadamente entre 10 y 20 centímetros. Además, contó que en los daneses entran 4,5 metros cúbicos cuando entraban 18 metros cúbicos en el momento de pico. Por lo tanto indicó que “el sistema se está descargando”. De todas maneras fue cauto en afirmar que “hay que tener en cuenta que estamos entrando al tiempo de primavera que es cuando sucede la lluvia”.

Confirmó que el Bajo Giuliani no está bajando porque es una cuenca urbana que recibe aportes de la laguna Don Tomás por lo que indicó que hay que hacer las obras de mitigación allí.

Manifestó estar sorprendido por las declaraciones de intendentes bonaerenses que describieron al accionar  del Gobierno de La Pampa  como “autoritario, intimidatorio y violento”, en medio de la polémica por las obras en el Meridiano V para mitigar los efectos de la crecida del río Quinto y las inundaciones. Schlegel afirmó: “La verdad que sorprende, porque la actitud violenta la tuvo el intendente de Rivadavia, que directamente intentó atropellar a un policía pampeano. El día anterior habíamos dialogado con él y con vecinos de Gonzalez Moreno sobre trabajos en conjunto”.

Y agregó: “Problemas seguro que van a aparecer porque ellos (los bonaerenses) van a recibir el agua que nosotros estábamos recibiendo dado que los bajos se encadenan y la masa de agua va escurriendo hacia allí”.

“Hoy el agua le está entrando a Buenos Aires por diferentes lagunas, por eso les dijimos que necesitábamos acordar alcantarillas para que ese ingreso no fuera desordenado. Queríamos prevenir, pero es difícil funcionar ante las inundaciones”, concluyó.