Las fiscales que investigan el crimen de Anahí Benítez, la adolescente que fue encontrada asesinada en la reserva ecológica Santa Catalina, en Lomas de Zamora, solicitaron hoy la prisión preventiva para los detenidos Marcos Bazán y Marcelo Villalba, por los delitos de “homicidio calificado criminis causa por alevosía y por violencia de género y privación ilegal de la libertad”. Villalba además fue imputado por “abuso sexual agravado” y el “robo” del celular, informaron fuentes judiciales.

Luego de los resultados forenses, las fiscales solicitaron la prisión preventiva para Marcos Bazán y Marcelo Villalba, acusados del asesinato de la la adolescente que fue encontrada enterrada en la reserva ecológica Santa Catalina, en Lomas de Zamora. El pedido de las fiscales Verónica Pérez y Fabiola Juanatey, a cargo de la causa, llegó luego de los resultados de los estudios forenses, que indicaron que la joven tenía en el estómago altas dosis de Diazepam, un ansiolítico que puede inhibir la actividad física y producir un letargo en la reacción. Las pericias también confirmaron la presencia del ADN de Villalba en el cadáver de Anahí, aunque el procesado se negó a declarar y sólo manifestó: “Yo estuve con una persona”.