El departamento de Seguridad Nacional anuncia las cuatro empresas que construirán los prototipos de cemento en la frontera entre San Diego y Tijuana durante el mes de octubre.

Este jueves ha presentado los nombres de las cuatro empresas, siguiendo su propia doctrina de “Buy American, hire American” (“compra americano, contrata americano”), que ampliarán el muro con México. Las empresas elegidas para esta primera fase son Caddelll Construction (Alabama), Fisher Sand & Gravel (Arizona), Sterling Construction (Texas) y Yates & Sons Construction (Misisipi).

El Departamento de Seguridad Nacional ya tiene definido el concepto que considera ideal para la construcción del nuevo muro fronterizo con México. El diseño presentado muestra una primera valla física en la misma línea de separación, una zona de vigilancia de unos 35 metros y un nuevo muro secundario de cemento de hasta casi 10 metros, para el que se han elegido ya cuatro empresas que deberán presentar sus prototipos.

Estas empresas construirán entre cuatro y ocho prototipos de muro de hormigón que estarán conectados al que ya existe en la frontera entre San Diego y Tijuana. Tendrán un plazo de un mes para llevarlo a cabo desde que el ejecutivo apruebe la construcción y, según ha explicado Ronald D. Vitiello, responsable de Aduanas y Protección Fronteriza, la aprobación no tardará más de dos semanas.

Los prototipos deberán tener en cuenta la “estética” y cómo se va a integrar las nuevas tecnologías –cámaras y sensores- para vigilar la frontera. El concepto presentado incluye puntos de acceso desde el muro secundario a la zona neutra. De momento, el Departamento de Seguridad Nacional ha reubicado veinte millones de dólares de otros programas para financiar los prototipos y otros gastos relacionados con su construcción. Cada uno de ellos, según Vitiello, costará entre 400.000 y 500.000 dólares.