La Corte Suprema de Justicia de la Nación fijó el presupuesto de gastos del Poder Judicial para el ejercicio 2018 en 8.280 millones de pesos, lo que significa un aumento del 24% respecto al año anterior, según lo establecido en el Boletín Oficial.

Conforme la acordada 26 del máximo tribunal del martes último que se publica en el Boletín Oficial, el máximo tribunal de Justicia requerirá para su funcionamiento 8.280.536.422 de pesos, contra los 6.688.063.503 presupuestados para el presente ejercicio. Los gastos en personal alcanzan a más de 6.000 millones de pesos para solventar los 4.732 cargos de la planta de la Corte, de los 8.280.536.422 pesos, del resto de los fondos, 81.192.065 de pesos serán para gastos en bienes de consumo; 425.836.289 para servicios no personales; y 1.097.403.112 de pesos para bienes de uso.

El texto precisa que “el Tribunal ha decidido establecer mediante esta acordada los requerimientos propios” debido a que “a la fecha el Consejo de la Magistratura de la Nación no ha aprobado sus previsiones presupuestarias para presentar sus necesidades”. No obstante, aclara que fija la previsión de gastos para 2018 “sin perjuicio de que una vez aprobado el presupuesto por el plenario del Consejo, se remitirá para su comunicación al Congreso Nacional”.

El máximo tribunal dejó asentado en la acordada que confeccionó el presupuesto teniendo en cuenta los “techos presupuestarios” comunicados por el Poder Ejecutivo, “los que resultan insuficientes para el nivel de necesidades mínimas de esta Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

Además, consignó que “para las necesidades de bienes de consumo y servicios no personales se ha tenido en consideración la incidencia del aumento en el nivel general de precios y la atención de gastos correspondientes al proceso de mejora en la gestión judicial”.