La cúpula del Correo Argentino fue desplazada luego de los inconvenientes con el escrutiño de las PASO, por orden directa del Presidente Mauricio Macri. El ex Socma Jorge Irigoin será reemplazado por el ex CEO de OCA, hombre del entorno del vicejefe de Gabinete Mario Quintana. Alejandro Tullio seguirá en su cargo.

El Presidente Mauricio Macri planificó poner en marcha un plan de reestructuración del Correo Argentino, que incluirá una renovación de sus autoridades y medidas para reducir el déficit de la compañía. En la actualidad el déficit operativo de la empresa está entre los $ 3.500 y $ 4.000 millones.  Pero, la decisión fue tomada luego que la empresa quede en el centro de la polémica por el manejo de la información de los resultados de las PASO.

La tarea del escrutinio correspondía a la empresa Indra, que había sido contratada por el propio correo mediante Alejandro Tullio, que hoy se desarrolla como director de Asuntos Públicos de la empresa estatal y permanecerá en su cargo. El reemplazante de Irigoin será Gustavo Papini, cercano a Mario Quintana y ex CEO de OCA, la empresa postal más grande del mercado.

Además de Irigoin, se irán los directores Ramón Baldassini, Roberto Rivero, Carlos Felpeto y Carlos Rossi, quienes presentarán la renuncia a pedido del Presidente. De la mano de Pampini llegará Antonio Cao, ex director de operaciones y con pasado en compañías de consumo masivo y electrodomésticos.

Cabe recordar que aún está sin resolver la polémica por el acuerdo entre el Gobierno y el Correo por una deuda millonaria de 2001 que en un principio se pactó cancelar con un plan de pago a 30 años, aunque a raíz del escándalo debió cancelarse.

Es que la deuda original se acercaba a los $ 300 millones y en el acuerdo se actualizó a una cifra de casi el doble. Sin embargo, esos $ 300 millones eran con el tipo de cambio de 1 a 1, por lo que en realidad equivalían a u$s 300 millones. Y además deben sumarse los intereses. Según la fiscal Gabriela Boquin ese acuerdo implicaría una condonación a la empresa de unos $ 70.000 millones.

Compartir