El comercio electrónico en lo que va del año creció un 20% en cantidad de transacciones, y un 30% en facturación, lo que representa casi $ 59.000 millones en el semestre y espera una segunda mitad aún mejor.

Estos datos fueron dados a conocer durante la 11va edición del eCommerce Day Buenos Aires, que se llevó a cabo en el hotel Hilton de Puerto Madero, que contó con la participación de más de 4.000 inscriptos. El presidente de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), Gustavo Sambucetti, sostuvo que: “La perspectiva para este año es muy buena: el 80% de las compañías encuestadas esperan crecer igual o más que el año anterior. A su vez, vemos una maduración del mercado que permite el crecimiento de categorías de ticket promedio más bajo a través del incremento en la frecuencia de compra”.

Por su parte, el titular del Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico, Marcos Pueyrredón, destacó que “se nota una reactivación del consumo en general y por tanto en el e-commerce”. Además, esperan con ansias el próximo Cyber Monday (30 y 31 de octubre y 1 de noviembre) que promete batir un nuevo récord de facturación.

Consultados respecto al impacto de una flexibilización en el ingreso de productos importados, Sambucetti y Pueyrredón destacaron que las compras al exterior vía comercio electrónico son hoy de 1,5 millones de productos pero que “un 30% no salió de la Aduana”. Esto se debe a que muchos consumidores prefieren no retirarlos cuando deben pagar el impuesto para ingresarlos o bien porque es engorroso el trámite.

Otros datos del informe señalan que los usuarios se mostraron más activos en los sitios de ecommerce: la cantidad de sesiones se incrementó un 14%, mientras que el 92% de los internautas ya realizaron al menos una compra online, lo que refleja la madurez del mercado argentino y plantea un nuevo récord de crecimiento en comparación con años anteriores. Sobre este punto, Pueyrredón consideró que la Argentina se encuentra en un “punto de inflexión” para el comercio electrónico, el mismo en el que se estaba Brasil hace 3 o 4 años y que lo llevó al top ten mundial de los países con mayor mercado digital.

El relevamiento muestra que las categorías más vendidas en el año medido por facturación son pasajes y turismo, electrodomésticos (línea blanca y marrón) y equipos y accesorios de audio e imagen. Una curiosidad: electro creció por debajo del promedio y hubo un achicamiento del ticket. Por ejemplo, frente a la suba de precios los compradores optaron por comprar televisores de pantallas más chicas que antes.

Asimismo, se destaca que en este primer semestre, los rubros que registraron mayor crecimiento fueron indumentaria y moda, deportes, decoración y hogar, consumo masivo y alimentos y juguetes.