Según se indicó, el CEO de Premier Oil, Tony Durrant, espera contar con los fondos necesarios para avanzar con la explotación petrolera cerca de las Islas Malvinas, en la segunda mitad del año próximo. Para ello solicitó un crédito de 800 millones de dólares para desarrollar la explotación de crudo en una zona del Atlántico Sur.

Premier Oil calcula que se requerirá una inversión de 1.500 millones de dólares para explotar petróleo en la zona y ahora negocia que la mitad de esos fondos se los provea el Estado británico. Se trata una suma con los que Gran Bretaña brinda créditos a tasas subsidiadas para compañías de ese país que encuentran “oportunidades en el exterior”.

Se trata de una zona del Atlántico Sur cercana a las Malvinas conocida como “Sea Lion”, que se estima contiene 517 millones de barriles de petróleo. “Tenemos equipamiento manufacturado en Noruega, Dinamarca y Alemania. Sus agencias de crédito de exportación también están involucradas pero entrarían en una asociación liderada por Gran Bretaña”, señaló Durrant.

Compartir