En el día de hoy se leerá la sentencia del caso de Chakra Raíz. Se trata de un grupo de personas es acusado del delito de “usurpación por clandestinidad” por construir una ecoaldea en terrenos pertenecientes a la comuna de Toay. Ese terreno estaba destinado a construir viviendas del IPAV pero los integrantes del colectivo se instalaron allí a fin de cuidar la naturaleza del lugar y resolver una necesidad habitacional.

El fiscal Carlos Ordás solicitó una condena de 1 año de prisión condicional y el desalojo inmediato. La defensa pidió la absolución o, en caso de que se los condene, se les aplique el mínimo de la pena, 6 meses de ejecución condicional. Sobre el mediodía se sabrá el veredicto.

Compartir