Absolvieron a los integrantes de Chakra Raíz quienes habían sido acusados del delito de usurpación por instalarse en unos terrenos de Toay que se encontraban ociosos. En esos terrenos el IPAV llevaría adelante un plan de viviendas por lo que se pidió el desalojo de estas familias.

La abogada defensora, Silvina Blanco Gómez, expresó que: “Los jueces decidieron que no hay delito de usurpación por eso los absuelven”. Explicó que como no hubo delito no hicieron lugar al pedido de desalojo. Dijo que los integrantes de Chakra Raíz seguirán ahí en tanto y en cuanto el IPAV no inicie acciones civiles.

Además, sostuvo que: “Estos chicos lo que estuvieron pidiendo es que se les facilite acceder a un terreno”. Y que en consecuencia no están pidiendo que se les regale nada. Contó que: “Proponen y quieren como proyecto de vida algo diferente a la vida urbana”.

Anahí Montes, integrante del colectivo, expresó su emoción y felicidad ante esta absolución. Dijo que: “sabíamos que no estábamos cometiendo ningún delito”.

Manifestó que ellos creen en lo que hacen y que: “Nosotros siempre hablamos mucho del legado que hay que dejar y del cuidado de la naturaleza”.

Además, explicó que desde hace dos años intentan tener audiencias con distintas instituciones para buscar una solución. Dijo que están dispuestos a llegar a un acuerdo con el IPAV.

Expresó que lo que ellos fomentan es una forma distinta de vivir, con casas de barro y baños secos. Cultivan la tierra y pretenden que los niños tengan espacio para moverse y jugar.