Delegados de ATE denunciaron a funcionarios municipales por “hostigamiento y persecución permanente” hacia los delegados del gremio. Hace unos días llegaron notas al domicilio particular de algunos delegados con advertencias sobre el uso de licencias y salidas gremiales, con firma de El director de Recursos Humanos, Juan Weigel.

Los integrantes de ATE entienden a esta situación como un “avasallamiento a los derechos amparados por la Constitución”. “El último de los numerosos aprietes sufridos consiste en enviar a sus domicilios particulares una nota intimidatoria en la que pretenden poner un corte a las actividades gremiales, limitando la libertad sindical y avasallando derechos amparados en el artículo 14 bis de nuestra Constitución Nacional y la Ley de Asociaciones Gremiales Nº 23551”, advirtieron desde el gremio.

“Las notas de la Asociación Trabajadores del Estado en donde se menciona ‘la necesaria presencia para realizar tareas gremiales’ no da por acreditado tal extremo, por lo que las horas no laboradas deberán ser compensadas dentro de los 15 días corridos”, advierte la carta de Weigel. A lo que ATE respondió: “Responsabilizamos del plan sistemático de violencia laboral y persecución sindical al intendente Leandro Altolaguirre y sus obsecuentes funcionarios, entre ellos el secretario de Gobierno y Seguridad, Román Molín y el director de Recursos Humanos, Juan Armando Weigel”.

“Estamos convencidos que estas medidas son la clara expresión local de las llevadas adelante por el Gobierno Nacional en su embestida contra la clase trabajadora y que tiene como fin que las y los trabajadores no nos organicemos y luchemos por nuestros derechos”, cerraron.

Compartir