La decisión presidencial fue publicada el martes y generó polémica ya que delegó en Dietrich “la facultad de clausurar ramales ferroviarios en forma definitiva y proceder al levantamiento de las vías y demás instalaciones ferroviarias”. Por otro lado, recibió también el rechazo de los cuatro gremios del sector, que ayer se declararon en “estado de alerta y sesión permanente”.

Por su parte, diputados citan a Dietrich por el decreto que lo autoriza a cerrar ramales ferroviarios, por lo que el Ministro de Transorte deberá concurrir el martes ante la Comisión de Obras Públicas para dar explicaciones sobre el alcance de la decisión presidencial.

Además, la Unión Ferroviaria reaccionó al decreto y publicó: “defenderemos no solo los ramales activos de las líneas ferroviarias, tanto de pasajeros como de cargas, sino que trabajaremos incansablemente para que los ferrocarriles vuelvan a ser la columna vertebral del transporte en la Argentina”, sostiene el comunicado emitido ayer por la Unión Ferroviaria, La Fraternidad, Señaleros y Personal de Dirección.

El decreto publicado ayer en el Boletín Oficial, delega en Dietrich “la facultad de clausurar ramales ferroviarios en forma definitiva y proceder al levantamiento de las vías y demás instalaciones ferroviarias”. Además, el artículo agrega que “los bienes muebles que compongan la infraestructura ferroviaria que se cuentra ubicada en el sector que se resuelva remover, quedarán en poder de la Administraciónde Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado”.