Un adhesivo en pomo creado en Brasil promete revolucionar la industria de la construción. Se llama masa DunDun. Se trata de un pegamento por el cual se necesita sólo un albañil y un ayudante para colocar 800 ladrillos en un día.

Mientras que el sistema de mortero convencional requiere un albañil y dos asistentes para asentar 800 ladrillos en un día, con la masa DunDun, un albañil y un ayudante puede levantar 2.500 ladrillos en el mismo tiempo. Aseguran que la masa proporciona la resistencia mecánica y durabilidad necesarias para sellar los bloques de una pared. Como uno puede ver en la imagen, sólo se aplican dos cordones de un centímetro de diámetro cada uno. No requiere agua, energía eléctrica, arena, cal, cemento ni mezcladora.

El producto rinde 20 veces más que la mezcla común: tres kilos de adhesivo equivalen a 60 de mezcla cementicia. Y también es impermeable, según indica la marca.

Compartir