El pasado 19 de agosto, la prestigiosa revista científica Nature publicó un informe alertando sobre el recorte del presupuesto para la ciencia en la Argentina y en Brasil. En el artículo titulado “La austeridad muerde profundamente”, Anna Petherrick , especialista en políticas públicas de la universidad de Oxford, advierte que las políticas científicas de ambos países han sido “heridas” por los últimos recortes de fondos.

A lo largo del artículo, Petherrick entrevista a varios investigadores brasileros y argentinos. Los científicos sudamericanos (especializados en diversas ramas del conocimiento) dan su visión crítica y preocupada por la situación actual. Incluso explora los presupuestos anunciando la fuerte disminución de los fondos nacionales de ambos países.  

En el análisis se resalta que “en marzo, el gobierno federal de Brasil anunció que estaba recortando el presupuesto científico propuesto para 2017, en un 44 %, llevándolo al nivel más bajo de los últimos 12 años”. “Aunque los recortes se hicieron en casi todos los ministerios federales, la reducción en el gasto de la ciencia golpeó particularmente duro porque el presupuesto había sido cortado cada año desde 2013”, reconoce.

Por otro lado, la especialista se preocupa por el hecho de que Argentina, a pesar ser el país sudamericano con el mayor número de premios Nobel, también “se enfrente a un futuro incierto y potencialmente sombrío”. “El presidente argentino, Mauricio Macri, redujo el presupuesto del Ministerio de Ciencias en un 36 % en términos reales”, amplía en el informe. Además, señala qué “los investigadores argentinos ahora temen que si el partido de Macri obtiene una mayoría en el Congreso en las elecciones intermedias de octubre, fusionará al Ministerio de Ciencia con el Ministerio de Educación”.

La investigadora británica distingue que la austeridad en la inversión en la ciencia argentina afecta principalmente a las perspectivas de los investigadores jóvenes, ya que  “el Consejo Nacional de Investigación Científica y Técnica (CONICET) ha reducido en un 50 % el número propuesto para nuevos puestos de investigadores para el año 2017”.

Por Darío Piroddi

@DarioPiroddi