El Presidente mañana será intervenido quirúrgicamente de su rodilla derecha, por tercera vez desde que asumió.  La artroscopía será a las siete de la mañana en el Sanatorio Otamendi, y la encabezará el médico Miguel Khoury.

En julio del año pasado el Presidente de la Nación tuvo que hacerse una artroscopía por un esguince que sufrió mientras jugaba al paddle en la Quinta de Olivos. Este se trata del cuarto inconveniente de salud que lo afecta desde que asumió. En primer lugar, menos de un mes después de asumir, el primer mandatario se fisuró una costilla mientras jugaba con su hija Antonia. En junio del año pasado fue internado en la Clínica Olivos por una arritmia, pero tras una arteriografía y otros estudios fue dado de alta. Dos semanas después, dos cardiólogos se sumaron a la Unidad Médica Presidencial.

Un mes después, Macri fue operado por primera vez como Presidente: por una lesión en los meñiscos mientras jugaba al paddle, el jefe de Estado fue intervenido en el Instituto del Diagnóstico. Por último, en diciembre del año pasado tuvo su segunda operación cuando en el consultorio médico del otorrinolaringólogo Rafael Perrone fue intervenido por un pólipo, que es una patología infalamatoria que se desarrolla por el uso intenso de las cuerdas vocales.