En “CUADROS”, segmento íntimo de El Fiduciario conducido por Kevin Pereira, Thomas Vázquez, músico oriundo de Lonquimay, nos contó sobre su último disco: «la satisfacción mas grande que me dio este disco fue compartirlo con los artistas más destacados de la provincia»

Thomás comenzó su carrera de músico de muy pequeño, cantando en el coro de la iglesia de su pueblo, hasta que algo en su voz hizo que Lucas Arrieta lo eligiera para cantar los salmos. Fue en ese entonces que ya descubrió que quería vivir de la música: «cuando salimos de la iglesia de Lonquimay y nos fuimos a cantar a la basílica de Lujan, y tuve que cantar solo». Agregó que «al recibir el aplauso y el cariño de la gente me decidí».

Luego de esas primeras experiencias en público, comenzó a subir a los escenarios con su guitarra, pronto llegaron las actuaciones con pequeñas bandas en el pueblo, en donde recorrían festivales. En este sentido, mencionó con añoranza que «en ese entonces se le daba mas importancia a la cuestión folclórica».Luego vino a Santa Rosa aprender guitarra y comenzó a interactuar con otros artistas, a participar en peñas más grandes. «Me empecé a enamorar de Santa Rosa», dijo mientras contaba sus recorridos por boliches y bares en los que tocaba y mostraba sus melodías. Participó también de dos Reality Shows, uno de ellos fue Talento Argentino:»gracias a ello conseguí mi primer auto y comencé la gira con un disco de canciones propias.»

Según cuenta, los reality shows le permitieron que su segundo disco sea un éxito. «El tiempo» está compuesto por 12 canciones propias, como corte de difusión eligió «Te extraño». Dijo: «creo que la tv fue responsable que eligiéramos esa canción y sea un éxito en pocos meses». Cuando finalizó el reality, cantó de telonero en el teatro para Los Nocheros y, contó que al cantar «Te extraño» notó que el público coreaba su canción. Luego lanzó «Positivo», disco grabado en la provincia de Córdoba. Con respectoa su discografía manifestó: «Yo quiero a mis canciones en su música y en su letra, creo que en esa misma forma las recibe la gente».

«Después de haber grabado positivo hubo un cambio en mi», dijo Thomás al recordar el camino recorrido. Con el disco Tiempo le cantaba al amor, al desamor «esas cosas que siente uno en la adolescencia, cuando parece que el mundo se nos termina cuando se termina el amor». Ya en Positivo le canta a su papá, a la vida y a la esperanza. «El cambio es que, tal vez, en ese momento me preocupaba por gustar en lo musical o en la letra. Ahora me preocupa entregar lo que yo siento con pasión y amor», expresó.

Actualmente está preparando «Aplausos», un disco que también se caracteriza por la presencia de canciones propias: «siempre estoy escribiendo, componiendo música», dijo. Contó Thomás que año se propone como objetivo sacar un video o un disco nuevo. «Tengo muchas canciones ya listas, estamos listos para meternos a hacer trabajo de estudio», agregó. Sobre este trabajo expresó mucha satisfacción en todo el momento de su creación: «Siento que es una caricia y un reconocimiento de mis colegas hacia el trabajo que vengo realizando hace muchos años», dijo al referirse a la participación de artistas locales en el mismo: «fue toda una experiencia compartir el estudio con todos ellos», agregó.

Al ser consultado sobre su próximo sueño, dijo que es «ser nuevamente convocado por todas las provincias del país», para poder viajar a presentar su música de forma continua.

Compartir